Carnaval

Fiesta eminentemente participativa de los vecinos de Dueñas, resaltando dos celebraciones de gran sabor carnavalesco y con tipismo propio: La verbena y desfile de disfraces por las calles de la localidad en la que participan gran número de vecinos y bandas de música, parándose la comitiva a bailar en plazas y corrillos con chanzas y jolgorio de todos los asistentes.

Antiguamente se celebraba “El entierro del pelele”, procesión de carácter funerario y lúdico por las principales calles de la localidad, en la que se transporta a un muñeco -“pelele”-, en féretro acompañado de “lloronas” .
Se lloraba y cantaba una coplilla alegórica que reproducimos:

“Si mi marido se muere
no es por falta de alimento
en la cabecera lleva
dos tomates y un pimiento”

El “pelele” acababa colgado del balcón del Ayuntamiento y apaleado por los procesionarios, con remojón para los menos avispados, ya que dentro del muñeco se escondía un botijo lleno de agua.