Dueñas espera una alternativa a la autovía para la romería de San Isidro

El Ayuntamiento de Dueñas quiere mostrarse prudente ante el aviso de la Subdelegación del Gobierno de que las carrozas que se desplazan cada 15 de mayo desde la localidad hasta el monasterio cisterciense de San Isidro para cumplir un voto de villa, que se remonta al siglo XVI, ya no podrán utilizar desde este año la autovía por indicación de la Guardia Civil.

 

El alcalde de Dueñas, Miguel Ángel Blanco, del PSOE, ha reconocido que el subdelegado, Luis Miguel Cárcel, le llamó unos días antes de que se celebrara la Comisión Provincial de Tráfico, que tuvo lugar el pasado viernes, para anunciarle que uno de los temas que se abordarían iba a ser el desplazamiento al monasterio de la Trapa de las carrozas por la autovía en el día de San Isidro. A partir de este año, para prevenir posibles accidentes, la Subdelegación del Gobierno y la Jefatura de Tráfico están estudiando distintas alternativas y plantearán al Ayuntamiento de Dueñas un recorrido que transcurra por vías secundarias, según la información facilitada por la Subdelegación al término de la reunión.

 

Miguel Ángel Blanco declaró ayer que no existe más posibilidad que desplazarse desde Dueñas al monasterio por la autovía, ya que no hay vía de servicio. «Hay una alternativa, que es coger la carretera de Cevico de la Torre hasta el Aguachal, dirigirse hasta Tariego y Venta de Baños hasta llegar al monasterio. Son 22 kilómetros y por carreteras malas y más peligrosas», señaló el regidor eldanense.

 

Blanco añadió que el problema no lo ha creado la ciudad de Dueñas, «puesto que la romería y el monasterio existen desde antes que se construyera la autovía, y sin embargo no se habilitó una vía de servicio». Asimismo, el alcalde restó importancia al problema que plantea la Guardia Civil, a la vez que pidió flexibilidad, puesto que «el recorrido que realizan las carrozas por la autovía no llega a dos kilómetros, dura media hora como máximo y se ocupa solo un carril de la autovía, además de estar permanentemente controlado por los agentes de la Guardia Civil, como ha ocurrido siempre». «Además, hemos cumplido las indicaciones que nos han marcado otros años, como evitar que circulen coches entre las carrozas o que salgan todas a la vez para agilizar el recorrido», agregó.

Precisamente, el sábado se celebró un reunión del Consejo de Fiestas de Dueñas, que se había convocado antes de que se conociera la decisión de la Subdelegación del Gobierno, en la que se evidenció el malestar creado en la localidad.

No obstante, el alcalde y la Cámara Agraria Local, con la que se organizan los actos de la fiesta de San Isidro, esperarán a conocer la alternativa que plantea la administración. «El subdelegado se ha comprometido a dar una solución. Nosotros esperaremos, al menos hasta la primera quincena de febrero. Si entonces no hay respuesta, solicitaremos una reunión para abordar el tema», aseguró ayer Miguel Ángel Blanco

Fuente: Norte de Castilla